Regresar a Portada
 
 

Enero 2014

Guías de Hipertensión Arterial 2014

Los expertos que se han reunido para confeccionar las nuevas guías norteamericanas de hipertensión arterial (ASH/ISH y JNC-8) se han peguntado si en los adultos con hipertensión arterial, iniciar el tratamiento farmacológico antihipertensivo en los umbrales específicos recomendados mejora los resultados? Y si el tratamiento con la terapia farmacológica antihipertensiva con un objetivo de tensión arterial especifico conduce a mejorar los resultados relacionados a la salud de los pacientes, y por último si en los adultos con hipertensión arterial, los fármacos antihipertensivos o las diferentes clases de dichos fármacos difieren en sus beneficios, daños comparativos y sobre los resultados específicos en la salud de la población de sujetos hipertensos.
Una de las preguntas que uno debe hacerse es, ¿A qué nivel de tensión arterial empiezo a utilizar la medicación? y luego, "¿A qué valores de tensión arterial debo mantener la medicación?", Y la tercera pregunta: “¿Cuáles son los fármacos antihipertensivos que los médicos deben utilizar para llegar a la meta?”
Los autores de las guías utilizaron métodos basados ​​en evidencias rigurosas para desarrollar recomendaciones para el tratamiento de la hipertensión arterial sobre la base de una revisión sistemática de la literatura, mientras que se centró en la satisfacción de las necesidades de los pacientes, especialmente en el ámbito de la atención primaria.
La revisión de la evidencia fue realizada centrándose en los estudios controlados aleatorizados con al menos 100 sujetos, que reclutaron adultos mayores de 18 años con hipertensión arterial, incluyendo estudios que involucraron numerosos subgrupos pre-especificados, como los pacientes con diabetes, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular previo, adultos mayores y enfermedad renal crónica ..
En la población general mayor de 60 años, el tratamiento farmacológico para reducir la tensión arterial se debe iniciar con una presión arterial sistólica (PAS ) de 150 mmHg o más y/o una presión arterial diastólica (PAD ) de 90 mmHg o más . Los pacientes deben ser tratados para una PAS objetivo inferior a 150 mmHg y una PAD objetivo inferior a 90 mmHg. Si los resultados del tratamiento lograron una menor PAS y no se asoció con efectos adversos, no es necesario ajustar el tratamiento.
En la población general menor de 60 años de edad , iniciar un tratamiento farmacológico a un PAD de 90 mmHg o mayor o una PAS de 140 mmHg o más y tratar a las metas por debajo de estos umbrales respectivos .
En las edades de la población de 18 años o mayores con diabetes o enfermedad renal crónica, iniciar el tratamiento farmacológico en una PAS de 140 mmHg o más o una diastólica de 90 mmHg o más y tratar a las metas por debajo de estos umbrales respectivos ..
En la población no negra en general, incluidas las personas con diabetes, el tratamiento inicial debe incluir un diurético tiazídico, o un bloqueante de los canales de calcio (BCC) , o un inhibidor de la la enzima convertidora de angiotensina (IECA) o un bloqueador del receptor de angiotensina (ARA II) .
En la población negra en general, incluidas las personas con diabetes, el tratamiento inicial debe incluir un diurético tipo tiazida o un BCC .
En la población de 18 años o mayores con enfermedad renal crónica e hipertensión arterial, el tratamiento inicial (y/o complementario) debe incluir un IECA o un ARA II para mejorar los resultados en la función renal.. Esto se aplica a todos los pacientes en esta población, independientemente de la raza o el estado de la diabetes .

Por último, el objetivo principal del tratamiento de la hipertensión arterial es alcanzar y mantener la meta de tensión arterial . Si la meta no se alcanza dentro de un mes de iniciar el tratamiento, se debe aumentar la dosis del fármaco inicial o añadir un segundo fármaco de una de las cuatro clases. El clínico debe continuar evaluando la tensión arterial y ajustar el régimen de tratamiento hasta que se alcance el objetivo. Si la meta de tensión arterial no se puede lograr con dos fármacos, añadir un tercer fármaco de la lista recomendada. Esta última recomendación incluye una advertencia de que los IECA y los ARA II no deben utilizarse concomitantemente.
Si la tensión arterial objetivo no se puede alcanzar mediante las drogas nombradas anteriormente, debido a una contraindicación o la necesidad de usar más de tres de estos fármacos para alcanzar los objetivos de tensión arterial, se pueden utilizar fármacos antihipertensivos de otras clases ..
La principal fortaleza de las nuevas guías es que restringe la toma de decisiones a la evidencia de las revisiones sistemáticas de los ensayos controlados aleatorizados con resultados orientados al paciente; proporcionando una fuerza de recomendación y nivel de evidencia para todas las recomendaciones y, cuando existe evidencia limitada sobre la que basar recomendaciones, el panel de la guía establece claramente que las recomendaciones se basan en la opinión de expertos.
El panel involucró a un grupo diverso de los médicos, incluyendo médicos de atención primaria y especialistas en la medicina basada en la evidencia, y limitó el foco de la opinión sobre las cuestiones más importantes que enfrentan los médicos y sus pacientes, así como la comunicación clara de un número razonable de recomendaciones ..

James PA, Oparil S, Carter BL, Cushman WC, Dennison-Himmelfarb C, Handler J, Lackland DT, Lefevre ML, Mackenzie TD, Ogedegbe O, Smith SC Jr, Svetkey LP, Taler SJ, Townsend RR, Wright JT Jr, Narva AS, Ortiz E. 2014 Evidence-Based Guideline for the Management of High Blood Pressure in Adults: Report From the Panel Members Appointed to the Eighth Joint National Committee (JNC 8). JAMA. 2013 Dec 18. doi: 10.1001/jama.2013.284427.

Weber MA, Schiffrin EL, White WB, Mann S, Lindholm LH, Kenerson JG, Flack JM, Carter BL, Materson BJ, Ram CV, Cohen DL, Cadet JC, Jean-Charles RR,Taler S, Kountz D, Townsend RR, Chalmers J, Ramirez AJ, Bakris GL, Wang J, Schutte AE, Bisognano JD, Touyz RM, Sica D, Harrap SB. Clinical Practice Guidelines for the Management of Hypertension in the Community: A Statement by the American Society of Hypertension and the International Society of Hypertension. J Clin Hypertens (Greenwich). 2013 Dec 17. doi: 10.1111/jch.12237. [Epub ahead of print]

Gabriel D. Waisman
Médico. MN 60.684
Jefe
Servicio de Clínica Médica y Sección Hipertensión Arterial
Hospital Italiano de Buenos Aires

 

Dr Gustavo Lavenia

Dr Gustavo Staffieri

Dra Jorgelina Presta