ver +

info para pacientes

Ejercicio físico e Hipertensión Arterial
“Caminando hacia el remedio”

No es extraño escuchar hablar a los profesionales de las diferentes disciplinas sobre los beneficios de realizar ejercicio físico regular. Sin embargo, la actividad elegida, el momento del día, la intensidad y la cantidad de ejercicio debe ser elegida y realizada de manera planificada ya que dichos beneficios necesitan de ciertas condiciones para dar el resultado esperado.
El ejercicio cardiovascular, denominado por los profesionales del ejercicio como “Aeróbico” suele ser una de las herramientas más utilizadas en la prevención y el tratamiento de los problemas del sistema circulatorio. El control de la tensión arterial y la disminución de la frecuencia cardíaca de reposo son dos indicadores muy prácticos del resultado que tiene este tipo de entrenamiento. 
El volumen (distancia o tiempo) y la intensidad (velocidad) de la caminata o el trote no es un tema menor. Se recomienda comenzar con un volumen bajo, que pueda soportarse y un intensidad intermedia. Desde allí podemos ir avanzando tanto en cantidad como en calidad de trabajo aeróbico. Para comenzar podemos realizar una actividad por unos 20 minutos y desde allí seguir progresando. A medida que vamos adaptándonos, podemos aumentar el ritmo de la caminata e incrementar la velocidad de la misma.
Por otra parte, no olvidarse que los brazos colaboran con el desplazamiento del cuerpo por lo cual deben acompañar el movimiento estando los codos flexionados formando un ángulo de 90 grados y los puños cerrados (no apretados) realizando un braceo que ayude a las piernas. 
El tronco debe mantenerse erguido durante todo el trayecto por lo que recomendamos complementar el trabajo aeróbico con ejercicios que fortalezcan la musculatura de sostén y mejoren la postura.
Por último, la cabeza nunca debe ir inclinada hacia adelante, sino como “mirando el horizonte”. De esta manera queda alineada con el respeto del cuerpo.
Tomando estas pequeñas medidas podemos hacer de nuestra caminata un ejercicio muy beneficioso y placentero para realizar todos los días. 
Sin más preámbulo… ¡A MOVERSE!

Lic. Marina Faes
Educación Física y deportes de Alto Rendimiento
Posgraduada en Medicina del Deporte en la U.N.R.
Posgraduada en Entrenamiento Funcional y Gimnasia Adaptada